Rooibos

Rooibos siginifica 'arbusto rojo'. Se trata de la planta Aspalathsu Linearis; es decir, que no tiene nada que ver con la Camelia Sinensis de la que proviene el té. Se empezó a comercializar a principios del siglo XX y existen más de 200 especies, aunque solo una es apta para el consumo.
El resultado de la infusión es una bebida de sabor ligeramente amaderado y muy dulce y con un precioso color entre rojo y marrón.
¿De dónde viene?
El rooibos es originario de Sudáfrica.
¿Cómo y cuándo lo tomo?
Una de sus principales características es que, como no proviene de la planta del té no contiene teína por lo que se puede tomar a cualquier edad y en cualquier momento del día.
El rooibos es muy bueno para remediar cualquier trastorno relacionado con el sistema digestivo, es capaz, incluso, de calmar los cólicos infantiles. Además, contiene gran cantidad de minerales como hierro, calcio,  potasio, magnesio y zinc. Se trata, también, de una bebida isotónica y relajante muscular por lo que es perfecta para relajarte después de hacer deporte. 
Por último, destacamos de entre sus cualidades su poder antihistamínico.
Nuestra recomendación:Acostúmbrate a tomar un vaso de Rooibos antes de irte a dormir y verás como descansas mucho mejor.

* España Peninsular

Agricultura Ecológica

Sumiller de Té certificado por ITMA

 

(International Tea Masters Association)