Té blanco

Se trata del té más exquisito y más delicado. Cuenta con un montón de hojas con una pelusilla plateada característica, son los brotes de la planta, la parte más joven y tierna que es lo que aporta al té su increible cantidad de polifenoles. Estos son los encargados de hacer que esta bebida sea un elixir de belleza. Lo cierto es que, a pesar de que hay menciones a este tipo de té desde el año 1.200 a.C., no se comercializó té blanco tal y como lo conocemos hoy en día hasta hace apenas 200 años.
¿De dónde viene?
El té blanco es originario de China.
¿Cómo y cuándo tomarlo?
La delicadeza de este té obliga a tomarlo solo. Su suave sabor no necesita nada más para cautivarte.
Puedes tomarlo durante todo el día, así será más fácil notar sus efectos en tu cuerpo aunque su contenido en teína es aún más bajo que el de resto de tés.
Nuestra recomendación
Se trata de una variedad que se debe probar al menos una vez en la vida por su característico y delicado sabor.

* España Peninsular

Agricultura Ecológica

Sumiller de Té certificado por ITMA

 

(International Tea Masters Association)