Té Rojo (Té Pu erh)

En este caso se seleccionan plantas de Camelia Sinensis de una variedad conocida como "hoja de té amplia" y, al contrario de lo que ocurre con el té verde, se dejan fermentar las hojas. Pero ahí no acaba el proceso: posteriormente, se vuelve a fermentar más lentamente en cuevas lo que dota al té de su característico sabor mineral. 

Lo podéis encontrar en dos formatos: a granel, como cualquier otro té, y prensado. Si eres un adepto del té rojo y todavía no lo has probado en su forma prensada, no lo dudes ni un momento: su calidad te alucinará. Solamente tendrás que desmenuzar la cantidad perfecta para preparar tu taza de té y no tiene más trabajo extra.

¿De dónde viene?
El té rojo es exclusivo de la zona de Pu'Er, en la región china de Yunnan, de ahí que también sea conocido como PuErh.
¿Cómo y cuándo lo tomo?
El té rojo es perfecto para quienes buscan depurarse: tomado después de las comidas ayuda a metabolizar las grasas y, además, es muy beneficioso para equilibrar los niveles de azúcar y colesterol en sangre. También es muy digestivo y no afecta a la absorción de hierro en sangre.
La cantidad de teína que tiene es moderada y se le puede echar unas gotitas de leche de vaca, bebida de soja o similar.
Nuestra recomendación
Si quieres que tu cuerpo noten los beneficios del té rojo, hay que ser constante. Bebe diariamente al menos tres tazas -almuerzo, comida y merienda o cena; por ejemplo- y acompáñalo de una dieta sana y algo de ejercicio: enseguida notarás el cambio.

* España Peninsular

Agricultura Ecológica

Sumiller de Té certificado por ITMA

 

(International Tea Masters Association)